Las fake news o noticias falsas son un fenómeno que existe desde hace muchos años.

¿Cómo afectan estas noticias a la reputación de las personas dentro de una organización?.

Ahora se les llama fake news, pero son los chismes, criticas o rumores que circulan de nuestros compañeros de trabajo.  Ha todos nos han venido contando algo sobre alguien al que conocemos, muchas veces. Y muchas veces hemos comentado cosas sobre otra persona. Para diferenciar el impacto que pueden tener estos chismes, críticas o rumores en nuestros compañeros, está en la intención que se pone en ellas.

Los bulos, engaños, críticas, los chismes en general están  al orden del día en las organizaciones. No se trata de situaciones aisladas, pueden perjudicar mucho a un equipo de trabajo. Los líderes de equipos se encuentran muchas veces con estos «personajes», que lejos de ser necesarios se están convirtiendo en una gran molestia.

Así es cómo afecta los chismes a las empresas.

Parece ser más de la mitad de los lugares de trabajo existe un clima de trabajo tóxico, y los chismes como su principal forma de comunicación llegando a convertirse en una forma de acoso laboral. Según parece es común que los superiores empiecen el rumor, por lo que los empleados se cuestionan las formas de actuar “si el jefe lo hace, por qué no hacer lo mismo”.

En este ambiente tóxico, el trabajador se engancha a los chismes por ganar favoritismo. Por lo que es muy importante que el ejemplo comience por los directivos, lideres, jefes, etc.,  pues la  figura de autoridad no puede ni debe  caer en tal bajeza y cruzar las líneas de comunicación.

Por otro lado, cuando un trabajador es objeto de chismes, críticas etc.,  por parte de sus compañeros, su rendimiento decae, genera estrés, pérdida de concentración, inseguridad y depresión en el ámbito personal por lo que obstaculiza el incremento de productividad de toda la empresa y genera pérdidas graves.

¿Qué podemos hacer ante estas situaciones?

Existe un episodio que en el que Sócrates se vio envuelto que lo llamó  “El triple filtro”:

“Un conocido se acercó a Sócrates para contarle algo sobre uno de sus amigos, pero Sócrates antes de escucharlo, decidió hacerle un pequeño examen, el examen del triple filtro.

Socrátes decidió filtrar lo que aquel conocido iba a contarle de su amigo por tres filtros diferentes:

  • El filtro de la verdad
  • El filtro de la bondad
  • El filtro de la utilidad.

Para ello, le hizo tres preguntas relacionadas con cada uno de los filtros:

  • ¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto? (Filtro de la verdad)
  • ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo? (Filtro de la bondad)
  • ¿Será útil para mí lo que vas a decirme de mi amigo? (Filtro de la utilidad)

Después de que el conocido admitiera que no estaba seguro de si era verdad aquello que iba a contarle, tampoco era bueno y no le sería útil, Sócrates le preguntó ¿para qué me sirve lo que me quieres contar?”

Aplicar la regla del triple filtro nos será útil para hacer frente ante un chisme, crítica o rumor, tanto si nos llega como si lo vamos a iniciar nosotros.

Cuéntanos que técnicas aplicas para acabar con los chismes en una empresa.. Esperamos tus comentarios.

S i te gustó suscríbete al blog

Hasta pronto, seguimos!!!

 

 

 

× ¿Hablamos?