Estrategias para asumir el liderazgo

¿El líder nace o se hace?

Estamos acostumbrados a pensar que las estrategias de liderazgo son herramientas exclusivas para los directores/as de las grandes empresas mediante el Coaching Ejecutivo, aunque eso no es cierto, el liderazgo se resume en la capacidad de reconocer que algo puede mejorar y tomar una serie de acciones para dirigir ese cambio.

Hoy os vamos a mostrar una serie de herramientas de liderazgo aplicadas en distintos ámbitos; pequeños negocios, grupo de amigos, relaciones de pareja y tu familia.

El liderazgo empieza cuando tomas la responsabilidad de elegir hacia dónde quieres llegar.

Existe la falsa idea de que los grandes líderes ya nacen con estas características; los líderes se desarrollan, invirtiendo tiempo y esfuerzo en mejorar sus habilidades. Con eso queremos remarcar, que todos nosotros tenemos el potencial para ser unos buenos líderes.

La máxima para empezar a ser un buen líder, es pensar que nosotros mismos somos los únicos responsables de lo que nos sucede en nuestra vida, nosotros tenemos la responsabilidad de elegir los caminos correctos para llegar a nuestras metas.

Herramientas para ser un buen líder:

Las acciones hablan más fuerte (y claro) que las palabras.

Un buen líder tiene que dar ejemplo con sus acciones, no solamente a través de sus discursos. Por ejemplo, en el ámbito laboral, si estas a cargo de un grupo de personas la mejor manera de instruirlas es mostrarles tu dedicación y compromiso a ese trabajo.

Saber corregir

Aplaudir en público y corregir en privado. Para corregir un defecto de un trabajador o persona que esté a tu cargo o incluso para resolver un problema con tu pareja (siempre en privado), podemos usar el método sándwich; inicias el discurso con un comentario positivo hacia esa persona (por ejemplo destacando sus buenos resultados), luego planteas el problema a corregir y lo ligas con otro comentario positivo. Por ejemplo: “Pero deberías empezar a llegar antes a la oficina porque requerimos de tus excelente servicios des de primera hora de la mañana”. De esta manera, el líder corrige el camino sin crear rupturas.

Utilizar la persuasión

Por ejemplo, si quieres persuadir a un cliente para que se compre un coche tienes que acceder a sus emociones y hacerle ver los beneficios que recibirá con esa compra. El líder es el que convence al seguidor a recorrer el camino.

Integridad

Un buen líder tiene que generar confianza a sus seguidores. El liderazgo establece una relación entre líder y seguidor, esta relación se mantiene intacta si está protegida por un escudo de confianza. Para conseguirlo, el líder tiene que recurrir a los valores más preciados del ser humano, siendo justo, ético y moral. Así, un líder, no solo tiene que demostrar sus buenas capacidades técnicas sino que debe saber dirigir a través de buenos valores. El líder es el responsable de proteger la relación con el seguidor.

Visión clara del futuro

Un buen líder tiene que ser capaz de visualizar el futuro. Esta visión tiene que ser específica, medible y relevante. Es importante pensar a diario en esa visión y ser consciente de que las decisiones que tomamos nos llevarán por ese camino. Por ejemplo, en tu grupo de amigos, imagina marcarles una meta de realizar un viaje en crucero al final del año; tu visión tiene que ser especifica (lugar, fechas, compañía de cruceros/vuelos), medible (costos, número de personas y camarotes) y relevante (será un momento de desconexión de nuestra rutina y conexión con la familia que hemos elegido).

Por lo que considerando estas estrategias  podrás llegar a ser un gran líder en cualquier ámbito de tu vida.

Cuéntanos que tal líder eres!! 

Esperamos tus comentarios. 

Si te gustó, suscríbete al Blog

Hasta pronto, seguimos!!!

× ¿Hablamos?