Si realmente quieres mejorar tu situación, sólo puedes trabajar en lo único sobre lo cual tienes el control: Tu mismo/a.

Hemos hablado e indagado sobre la autoestima en nuestro blog en alguna otra ocasión. ¿Por qué? Porque es uno de los puntos cardinales de nuestro equilibrio como personas. Tener problemas de autoestima provoca una cadena de síntomas negativos en nuestra vida que nos puede diezmar el ánimo, el cuerpo y el alma.

De hecho, son muchos los estudios y profesionales que han demostrado la relación entre una alta autoestima con la prevención de enfermedades como el cáncer u otras patologías sicosomáticas.

Nuestra labor como profesionales del coaching es profundizar en tal sentimiento para voltearlo a través de la creencia en uno mismo. Si tenemos una percepción negativa de nuestro ser y de nuestro lugar en este mundo, tendrá una o varias causas, y por supuesto, tendrá un remedio. Vamos a dar con él.

Identifica de dónde provienen tus problemas de autoestima

Muchos de los clientes de Rebirthingcoach han llegado con la autoestima por los suelos, pero curiosamente, no han mencionado este hecho en nuestras sesiones de coaching emocional. Y no lo han hecho porque no creen que tengan problemas de autoestima, sino otro tipo de problemas: ansiedad, depresión, estrés, cambios de humor, apatía… Lo que no saben es que todas estas patologías tienes su origen en una concepción negativa de nosotros/as mismos/as por tener una baja autoestima.

Saber que algo ocurre con la percepción que tenemos de nuestra vida, logros y acciones no es difícil de detectar.

Por ejemplo, cuando atravesamos largos periodos donde:

  • No somos felices
  • No queremos relacionarnos con amigos/as u otras personas
  • Lloramos con asiduidad ante sucesos directos de nuestro día a día
  • Nada de lo que hacemos nos parece que está bien hecho y a la altura de las expectativas
  • Dudamos ante cualquier decisión
  • Abandonamos proyectos con facilidad
  • Somos muy dependientes de quienes nos rodean y les vemos superiores
  • El desánimo impera en cada acción que acometemos
  • Las cosas logradas han sido cuestión de suerte, no de merecimiento

Es entonces cuando hace acto de presencia lo que denominamos vergüenza tóxica. Ese sentimiento propio, interno, de vernos como seres defectuosos ante el resto de congéneres, de no valer para lo que se supone que debemos hacer como seres humanos.

Pero estos problemas de autoestima provienen de una concepción distorsionada de la realidad, y eso debemos tenerlo claro, o hacérselo ver sin paliativos a la persona con baja autoestima a la que tratamos de ayudar.

Porque la decepción de no alcanzar determinados objetivos personales, emocionales o profesionales es parte de la vida, del desarrollo humano y de nuestra interacción con el mundo exterior. No son fracasos, son acontecimientos normales y comunes, que con reflexión y perseverancia, se voltean y se superan con éxito.

Si identificamos de dónde provienen estos comportamientos asociados a la baja autoestima, habremos dado el primer gran paso para eliminarlos, crecer como personas y encontrar nuestra verdadera identidad como seres vivos.

Problemas de autoestima reflejados en tu comportamiento

Debemos tener en cuenta que la autoestima varía a lo largo de la vida, que es posible modificarla. No seremos conscientes, pero en la mayoría de ocasiones nuestro comportamiento concreto en ciertas situaciones evidencia los problemas de autoestima con los que convivimos. Hablamos de acciones cotidianas como salir a dar una vuelta, ir al gimnasio, hablar con personas del género opuesto, por poner algunos pocos ejemplos. Cuando hacemos lo contrario a lo que realmente querríamos en contextos como estos, nuestra baja autoestima es la que nos guía a actuar de este modo.

Más ejemplos que os pueden ayudar a visualizar lo que queremos decir y a, por qué no, sentiros reflejados/as:

  • Como poco o muy poco para no engordar
  • Nunca hablo en público
  • Evito aglomeraciones
  • No salgo en horas punta
  • Siempre estoy a la defensiva y genero tensiones a mi alrededor
  • No paro de trabajar para agradar a mi jefe y demás compañeros/as
  • No me presento a nada porque nunca voy a ser seleccionado por mis propias cualidades

Y así un sinfín de situaciones que creemos normales en nuestra vida pero que no lo son. Son generadas por nuestras percepciones negativas propias. Los verdaderos problemas de autoestima.

Cómo ayudar a quien tiene la autoestima por los suelos

Cambiar una concepción negativa sobre uno/a mismo/a tan comúnmente arraigado en nuestra mente no es una tarea sencilla. Nos adentraremos en un proceso lento donde los pequeños pasos son grandes triunfos hasta llegar a un convencimiento total de todas las cosas buenas que esa persona tiene y hace a diario.

Obtener ayuda de profesionales del coaching de identidad como nuestra compañera Isabel Domingo sería recorrer un cauce fluido, sano y de confianza para enfrentar las causas de nuestros problemas de autoestima.

El objetivo a corto plazo sería solidificar ideas como:

  • Soy único y no debo compararme con nadie
  • Soy muy válido y debo ponerme metas realistas y no las que se supone que alguien de éxito debe alcanzar
  • El vaso está medio lleno, no medio vacío
  • No ser catastrofista
  • Fallar es parte de la vida, no una sentencia
  • Fallar significa volver a intentarlo
  • Siempre crítica constructiva
  • Me quiero a mi mismo/a
  • Recordar cada día todo lo bueno hecho y conseguido

En definitiva, transformar los pensamientos negativos en positivos.

Los amigos/as, familiares y demás gente cercana a la persona con problemas de autoestima tienen un papel determinante también en el proceso de cambio. ¿Cómo? Mostrándose:

  • Comprensivos/as a la hora de hablar con esa persona, sin incidir en las cosas que haya podido hacer mal para no hacerle más vulnerable.
  • Cariñosos/as. Hay que darle amor, amistad y solidaridad. No está solo en esta situación y debemos luchar porque se quiera a sí mismo de nuevo.
  • Positivos/as. Hay que mostrarle todas las cosas buenas que hace y la repercusión que tienen a su alrededor y en el de los demás. Nunca compararse con los demás.
  • Colaboradores/as. La persona con problemas de autoestima tiene grandes problemas en ver la realidad tal y como es. Hay que ayudarle a ver que es una persona válida, y que se haga respetar en las situaciones en las que se encuentra y sufra estrés y parálisis. No dejar que se empequeñezca a sí mismo.
  • Generosos/as. Pasar tiempo con esa persona, divertirnos con ella, reírnos y que vea que las cosas valen la pena cuando se está rodeado de la gente adecuada.

Beneficios de tener una autoestima positiva y sana

Sólo leyendo y asimilando todo el contenido anterior de este artículo, nos daremos cuenta de que con una autoestima positiva, conseguiremos un sinfín de atributos que harán de nuestra existencia un ejercicio sano, equilibrado y feliz.

En nuestro día a día conseguiremos:

  • Paz interior

No hay sensación individual más gratificante. No tener cuentas pendientes con uno mismo es clave para nuestro bienestar.

  • Visión de futuro

Ver y sentir que en el futuro cercano podemos hacer y conseguir todo lo que realísticamente está a nuestro alcance. Confiar en nosotros/as mismos.

  • Vida sin estrés ni agobios innecesarios

No sentir la agonía de no conseguir o no llegar a donde se nos presupone. Ponernos nuestras propias metas y tiempos para conseguirlas, sin sentir la presión de nadie.

Conclusiones

Los problemas de autoestima los podemos superar, que no os queda duda. Podemos reinventarnos a nosotros/as mismos/as en el momento en el que nos lo propongamos, con ayuda de un coach profesional y/o de nuestro círculo de confianza. No por tener una pasado y un background dominado por nuestra inseguridad y miedos, quiere decir que nuestra vida va a ser un tormento emocional y que vamos a estar a merced de los demás y de lo que piensen de nosotros/as. Debemos tener buena opinión de nosotros/as mismos/as, valorar nuestras habilidades, logros y cualidades.

Si estáis en una situación de autoestima baja y dinámica negativa, ¡¡estamos a vuestra disposición para ayudaros a volver a encontraros a vosotros/as mismos!!

 Esperamos tus comentarios. 

S i te gustó suscríbete al blog

Hasta pronto, seguimos!!!

× ¿Hablamos?