fbpx

El mundo está fuera de tu zona de confort

¿Sientes que tienes una vida monótona y no te pasan cosas emocionantes? Es posible que te hayas acomodado en tu zona de confort.

Vivir una vida sobre la que tienes control y comodidad está bien, pero todos necesitamos de momentos y situaciones que nos desafíen y nos permitan aprender, mejorar y sacar nuestra mejor versión. Y esto solo ocurre fuera de nuestra zona de confort.

Salir de tu zona de confort no debe ser un proceso difícil donde impere el miedo y la ansiedad.  Sino que debe ser un proceso de crecimiento en el que descubrir un nuevo mundo apasionante.

¿Qué beneficios me aporta salir de la zona de confort?

Autoconocimiento

Vivir nuevas experiencias y hacer todo lo que te propones te permitirá conocerte mejor. Te darás la oportunidad de saber que tal vez tienes nuevas aficiones que ni te imaginabas y que tal vez quieres incorporar a tu vida o, por lo contrario, ver que hay cosas que definitivamente no están hechas para ti.

Evolución

Evolución-fuera-de-tu-zona-de-confortEnfrentarte a nuevas situaciones a las que no estas acostumbrado te proporcionará un nuevo aprendizaje. El aprendizaje es innato en el ser humano y le ha permitido lograr cosas increíbles.

Si sales de tu zona de confort, evolucionaras constantemente y descubrirás todo el potencial que tienes dentro.

Confianza

A medida que vayas superándote, venciendo tus miedos y logrando tus metas tu confianza aumentará.

La seguridad en ti mismo te hará capaz de afrontar y actuar ante cualquier situación por las cuales solías sentir miedo o ansiedad.

Energía

Levantarte cada mañana sabiendo que te espera un nuevo día, lleno de cosas por hacer, incrementará tus niveles de energía y positivismo.

Tu procrastinación se reducirá lentamente hasta desaparecer y empezaras a tomar acción, porque sabes que precisamente aquí, en tomar acción, esta lo apasionante de la vida.

Relaciones interpersonales

Con todos los aspectos anteriores integrados en tu persona, también te proporcionaran una mayor facilidad para salir de tu zona de confort en el aspecto social.

Serás un imán para las relaciones interpersonales. Pues quien no quiere una persona a su lado que transmita seguridad en si misma, positivismo y pasión en todo lo que hace.

¿Cómo salir de la zona de confort?

Analiza la situación

El primer paso debe ser tomar consciencia de la situación en la que te encuentras. Analizar porque te sientes estancado y sin progreso.

Es importante detectar tus puntos débiles y que te mantienen en tu zona de confort para poder analizarlos, entenderlos y erradicarlos.

Define tus objetivos

Objetivos-zona-de-confort

Para poder salir de tu zona de confort debes encontrar y establecer metas que te generen la motivación necesaria para iniciar el proceso.

Para ello, pregúntate cuales son las cosas que te gustaría hacer y aun no has hecho, establece un plan para llevarlas a cabo y simplemente empieza a hacerlas.

En este punto, es importante establecerte objetivos realistas que puedas cumplir y generen en ti esa satisfacción que te siga proporcionando motivación para seguir en el proceso.

Vence el miedo

No lo pienses, solo hazlo. Atrévete a todo. Cuando empiezas a hacer cosas que no estas habituado, superas tus miedos sobre lo desconocido y experimentas nuevas sensaciones de satisfacción.

Vencer el miedo es de vital importancia para lograr tu crecimiento y desarrollo personal.

Esfuérzate

Sé constante en tu progreso. Evitar ir con el piloto automático que te mantiene en la zona de confort es complicado. Por eso debes esforzarte a estar siempre en constante descubrimiento y exigirte a dar lo mejor de ti.

Es normal que durante el proceso te sientas desmotivado y cansado, en estos momentos es cuando debes Imaginarte y visualízate en un futuro con tus metas cumplidas. Esto te dará el impulso que necesitas.

Sé flexible

Mantener un nivel de exigencia elevado durante mucho tiempo es muy complicado. Acepta que habrá días en los que no tengas ganas de hacer nada.

Esos días también son necesarios y forman parte del proceso, pues te darán un nuevo impulso para seguir hacia delante.

Debes vigilar y que estos días no se vuelvan en un habitual. Si eso sucede, vuelve a lo comentado en el punto anterior, visualízate con tus objetivos cumplidos.

Conclusión

Ahora ya cuentas con herramientas para saber cómo salir de tu zona de confort y mantenerte en el proceso.

Si no lo consigues, contempla la opción de ponerte en mano de profesionales y que sean estos quienes te guíen y te ayuden en todo tu proceso. Con esfuerzo y constancia todo llega.

Cuéntanos tu experiencia y cómo la gestionaste. Esperamos tus comentarios.

S i te gustó suscríbete al blog

Hasta pronto, seguimos!!!

 

 

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Hablamos?