Cómo lidiar con personas tóxicas

¿Existe alguien en tu vida que sea extremadamente complicada como para considerarla una relación tóxica?

No nos extrañaría que la respuesta sea un rotundo sí. Es normal involucrarse con este tipo de individuos en el entorno familiar, lugar de trabajo, grupo de amigos. Si este es tu caso, seguro ya sabes lo estresante que puede llegar a ser lidiar con personas tóxicas.

El hecho es que tratar con mentirosos compulsivos, narcisistas, sociópatas, chismosos y manipuladores es algo que todos debemos enfrentar alguna vez en nuestras vidas. Pero, ¿Qué hacer para que sus actitudes y pensamientos no me afecten?, ¿Debo enfrentarlas o ignorarlas?

Aprende a lidiar con personas tóxicas

Aquellas personalidades que son muy pero que muy complicadas tienen el poder de causar serios daños en nuestra salud mental (y posiblemente podrían generarnos hasta daños físicos).

Por esta razón es tan importante aprender a cuidarnos y protegernos de ellas mediante técnicas de Coaching Transpersonal. El propósito de este artículo es enseñarte a lidiar con personas tóxicas de manera inteligente y eficaz.

No te dejes llevar por su comportamiento irracional

Las relaciones tóxicas podrían causarte verdaderos quebradores de cabeza por sus comportamientos irracionales. Y es que a veces sus acciones van en contra de la razón. Si estás consciente de esta situación, no tienes por qué permitirte corresponderles emocionalmente y ser absorbido anímicamente por sus actitudes.

Cuanto más irracional sea una persona, más fácil debería ser para ti escapar de sus trampas. No intentes vencerlos en su propio terreno, evádela emocionalmente y aborda sus comportamientos como una oportunidad de aprender acerca de cómo no deberías actuar.

Una de las claves para manejar a las personas extremadamente complicadas es hacer caso omiso a su caos emocional. Solo contempla los hechos y actúa como si nada estuviera pasando.

Ofrecerle soluciones, en lugar de problemas

Las personas difíciles suelen ser las primeras en responsabilizar a los demás cuando algo les sale mal. Por lo que hacen esto para librarse de todo sentimiento de culpa y evitar cualquier esfuerzo por admitir su error y corregir la situación.

Para ellas, es muy fácil odiar y culpar a la gente de sus problemas, de hecho les resulta bastante difícil encontrar soluciones. De modo que no es tan fácil lidiar con personas tóxicas.

¿Qué debes hacer en estos casos? Trata de hacerle ver que existe una solución y no todo está perdido. Ayudarlas a arreglar una situación difícil, le demostrará que eres una persona leal, protectora y con liderazgo, este punto es uno de los más importantes en el Coaching de Identidad. Esta acción siempre terminará derrotando a alguien complicado y conflictivo.

Diles cuando tienen la culpa

Algo que siempre hará una persona con profundos problemas emocionales es eximirse de su culpabilidad, incluso si ésta es la única responsable de lo que está sucediendo. Por lo general, justificará sus acciones y atribuirá el problema a alguien en función de no admitir su culpa.

Uno de los antídotos más efectivos para lidiar con personas tóxicas en estos casos, no es apoyar sus argumentos y convertirte en su cómplice. Manejar a estos individuos de manera inteligente significa decirles que tienen la culpa y negarse a aceptar sus excusas.

Siendo honestos, esto puede ser difícil cando son evasivas, pero en última instancia, les ayudará a crecer y terminarás dándole una lección de vida.

No permitas que limiten tu felicidad

Cuando tu placer y satisfacción dependen de las opiniones de otros, implica que no eres el dueño de tu felicidad. Así que, saber lidiar con personas tóxicas supone no dejarse llevarse por sus comentarios sarcásticos y malintencionados.

Si bien es posible que ciertas opiniones racionales acerca de lo que piensen de ti pueda llegar a afectarte un poco, no tienes por qué molestarte. Toma estas opiniones como una oportunidad para crecer y aprender cosas nuevas.

Sin embargo, cuando estos comentarios vienen de personas que no aportan nada, no debes permitir que limiten tu felicidad.

Que no te conquisten con su falsa bondad

Cuidado con una persona desnuda que te ofrece una camisa. En otras palabras; no puedes aceptar un “regalo” de alguien que no tenga la disposición de dártelo. Las personas tóxicas a menudo intentan ganarse tu atención llenándolas de cumplidos. Esto a menudo lo hacen porque quieren obtener algo de ti.

Al final, terminarás descubriendo que no son tan halagadores como te lo hacen creer y, notarás que son groseras con otras personas que las rodean como familiares, amigos y extraños. Créenos, si está actuando bondadosamente contigo es porque hay algún interés de por medio.

Considera limitar el contacto

A veces, la única forma de protegerse es dejar de involucrarse con personas tóxicas que no te respetan. El contacto limitado o nulo no tiene la intención de castigar o manipular a los demás, es una forma de tu salud emocional.

Si alguien te está lastimando física o emocionalmente, te debes a ti mismo poner cierta distancia entre tú y esa persona. A pesar de lo que otros puedan decir, no es necesario que tengas una relación con miembros de la familia o con cualquier persona que te haga sentir mal contigo mismo.

Como verás, en ocasiones es mejor no lidiar con personas tóxicas si no limitar el contacto con ellas. Cuando éstas son familiares o amigos, no hay excusas para no hacerlo. Ellos siempre tratarán de hacerte sentir enfadado, confundido o ansioso en lugar de animarte y brindarte apoyo.

Conclusiones

Las personas tóxicas pueden arruinar tu vida y obstaculizar tu crecimiento personal, pero sino aprendes a tratar con ellas y caes en su juego, pueden arrastrarte a su nivel hasta llegar a convertirte en una persona tóxica más.

Es verdad que hay que tener mucha paciencia, pero ¿Cómo mantener la calma?, ¿Cómo hacer o decir lo correcto? No es tan fácil, ten en cuenta que aprenderás a lidiar con personas tóxicas a medida que pongas en práctica cada una de las técnicas que compartimos en este artículo.

Está comprobado que nuestro cerebro está diseñado para moldearnos y cambiarnos a medida que practicamos nuevos comportamientos. Por lo tanto, la aplicación de estas técnicas entrenará tu cerebro y te ayudará a manejar a estas relaciones tóxicas de manera más inteligente y eficaz.

Esperamos tus comentarios. 

S i te gustó suscríbete al blog

Hasta pronto, seguimos!!!

× ¿Hablamos?