¿Cómo gestionar el estrés?

¿Qué origina?, Reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves, provocados por situaciones agobiantes de gran tensión. ¿Qué descripción tan genérica, verdad? Vamos a indagar un poco más en las causas del estrés y en cómo lograr evitarlo o al menos, aliviarlo.

Aunque el estrés causa agotamiento, depresión, nos enferma, entre otras, también es una forma muy normal de reacción del cuerpo. Si indagamos un poco más, el estrés nos sirve para que ante una determinada situación de estado de alarma o de exigencias de nuestro día a día podamos actuar rápidamente o evitando el riesgo.

En una situación que nos genere estrés nuestros sistemas corporales se activan a través de hormonas como la adrenalina y el cortisol, aumentando nuestra frecuencia cardíaca, acelerando la respiración, etc. Por lo tanto, el estrés es una respuesta normal de nuestro cuerpo, creada para la supervivencia.

Siguiendo esta premisa, el estrés no es tan malo como parece, siempre y cuanto después de ese periodo corto de sensación de estrés volvamos a serenarnos. ¿Cuándo se vuelve el estrés realmente perjudicial? Básicamente, cuando se prolonga demasiado.

Por suerte, nuestro cuerpo nos envía señales para detectar esta prolongación poco sana del estrés. Estas señales son el cansancio, la fatiga, el enfermarse a menudo, dolores de espalda, bruxismo, el insomnio o problemas digestivos, entre otras.

Hay un componente genético en cuanto a la tolerancia y el sufrimiento del estrés, aunque no es el componente más relevante. El cómo percibimos un riesgo o una amenaza, nos hará prolongar la sensación de estrés convirtiéndolo incluso en crónico. Puede sonar a tópico, pero ser optimistas y quitarle hierro a esos problemas que no invaden a diario nos liberará de padecer un estrés prolongado en el tiempo.

El estrés crónico puede llevarnos a sufrir problemas mayores como son los trastornos digestivos (colon irritable), problemas cardíacos, problemas con la piel como la psoriasis o picores, trastornos menstruales y la última y una de las más destacadas son los problemas mentales como la angustia, depresión, apatía, etc.

¿Cómo ganar la batalla al estrés crónico?

Os traemos los 9 mandamientos de cómo combatirlo.

  1. Sonríe. Al sonreír nuestro estado de ánimo cambia y nos lleva a ser más positivos, tanto con nosotros mismos como con los demás.
  2. Medita. La meditación es un ejercicio que nos permite parar nuestro ritmo diario para desconectar nuestra mente y conectar con nuestro cuerpo.
  3. Muévete o haz ejercicio. Acelera el riego sanguíneo activando nuestra musculación y consiguiendo tener más energía a la vez que segregamos endorfina, conocida como la hormona de la felicidad.
  4. Mantén una dieta saludable. Evita sobre todo las grasas saturadas, no son buenas para la salud ni para nuestro estado de ánimo.
  5. Distráete. Realizar manualidades, leer, ver una buena película, hacer vida social, etc. Estas actividades hacen que desconectemos de nuestros problemas.
  6. Respira. Aprende a controlar la respiración, y hazlo profundamente.
  7. Cuida la postura. Sin necesidad de estar muy rígido pero si controlando nuestra espalda y posición. Sobre todo si trabajamos sentados. Una buena posición corporal también nos ayudará a respirar mejor aprovechando toda nuestra capacidad pulmonar.
  8. Mímate. Hazte masajes con aceites esenciales; no solo para aliviar el estrés sino por el contacto humano que recibes cuando te dan un masaje que funciona como refuerzo positivo.
  9. Cuida tu visa social. Invierte tiempo con personas positivas y alegres. Las personas toxicas nos roban mucha energía.

Cuéntanos como gestionas el estrés!! 

Esperamos tus comentarios. 

Si te gustó, suscríbete al Blog

Hasta pronto, seguimos!!!

Summary
El estrés, tu peor enemigo.
Article Name
El estrés, tu peor enemigo.
Description
¿Desconoces cómo gestionar el estrés? En una situación de presión puede convertirse muy perjudicial. ¡Aprende cómo ganarle la batalla al estrés!
Author
Publisher Name
Rebirthing Coach
Publisher Logo
× ¿Hablamos?